Halloween, ¿de qué se trata?

Cada vez que nos vamos acercando al 31 de octubre se hace más evidente la popularidad que ha venido teniendo la fiesta de Halloween en Europa. Las tiendas de disfraces se preparan para la ocasión, además de muchos otros comercios que se añaden a esta moda de exhibir algún signo que enseguida identificamos, como la calabaza. Pero, ¿de qué se trata?

Halloween significa “all hallow’s eve”, palabra que proviene del inglés antiguo y que significa “víspera de todos los santos”, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Solemnidad de Todos los Santos. Sin embargo, la antigua costumbre anglosajona le ha robado su estricto sentido cristiano para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un retorno al antiguo paganismo, tendencia que se ha propagado en todo el mundo.

Debemos tener presente lo que nos dice la Biblia en relación con este tipo de fiestas que implican la participación, consciente o inconsciente, en prácticas que no son cristianas y que además tienen una cara oculta y un origen oscuro (Deuteronomio 18:10-11; Gálatas 5:19-21).

Vemos, por lo tanto, cómo esta importante fiesta cristiana está eclipsada cada vez más por la celebración pagana de Halloween; sin embargo, en muchos lugares la Iglesia está rescatando el verdadero sentido de este misterio de la fe cristiana con propuestas festivas para los niños. Holywins 2015 es un ejemplo de esto y una alternativa para las familias cristianas.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, ¿no crees que merece la pena investigar la realidad de Halloween? (más información aquí). Si lo haces así, quizás decidas unirte a las muchas personas que no participan en esta celebración.

 

Artículos Relacionados